Si bien hay jugadores que prefieren un ritmo de juego más lento, en los últimos años hay cada vez más personas que prefieren los juegos más dinámicos.

Las jugadas en la mayoría de las ruletas automáticas de hoy día duran entre 60 y 90 segundos y, a menudo, con muy poca libertad de ajuste, lo que puede ser un problema.  Así que, con tiempos ajustables a partir de 45 segundos para un ciclo de juego completo, nuestros cilindros estándar ya tienen una ventaja sobre la competencia. Con esta nueva opción, la jugada reduce aún más a unos 30 segundos. Si bien la posibilidad de ajuste de la duración de la jugada reduce significativamente, los tiempos son más consistentes y el lanzamiento de la bola es aún más elegante. Con un modesto aumento de precio, la opción de juego de ritmo rápido es aplicable a casi todas nuestras ruletas.

Esta nueva opción diversifica aún más nuestra oferta, lo que permite una mejor adaptación de nuestros cilindros a las preferencias individuales de nuestros clientes.